La fase de sensibilización consiste en motivar la participación y el compromiso de las autoridades locales y de la población, en las acciones de promoción de la cultura del manejo de los NFU, a fin de contribuir a la mejora de su calidad de vida. La participación, el compromiso y liderazgo del Alcalde son importantes porque garantizan el respaldo institucional del gobierno local y la continuidad en las acciones para desarrollar un municipio saludable. En esta fase, también se promueve la integración de la comunidad en equipos de trabajo comprometidos para lograr los propósitos del proyecto.