Mediante talleres de capacitación, con diseñadores expertos, se integra a los artesanos de la región para crear nichos de mercado que ayuden al crecimiento de la región y a las familias que encuentran en este medio un ingreso y, por lo tanto, su desarrollo económico.